miércoles, 23 de diciembre de 2015

EL MONO Y SU RELACIÓN CON LOS DEMÁS ANIMALES DEL ZODÍACO CHINO

EL MONO Y SU RELACIÓN CON LOS DEMÁS ANIMALES DEL ZODÍACO CHINO:

MONO – RATA

Inteligentes y en sintonía, aunque la RATA bien haría en no idealizar tanto al MONO y desconfiar, pues el MONO posee un lado oscuro y malicioso. A veces, estos dos, rivalizarán en pruebas de ingenio, todo irá bien mientras sepan parar y no compitan en serío pues la rivalidad lleva al odio. Pero en general, la RATA y el MONO, realmente se entienden y se admiran, se crecen el uno el otro. El MONO, aprenderá mucho de la intelectual RATA, a la que sabrá emular y mostrarse a la altura, pues el MONO es un hábil imitador de las cualidades ajenas que adopta con tal naturalidad que parecen suyas. Y, la RATA, está encantada de que su pareja sea tan aplaudida por su inteligencia, habilidad y gracia hilarante.

MONO –BÚFALO

El BÚFALO tratara de agradar al MONO, lo admira, quiere ser como él, pero cuanto más quieres impresionar a una persona, está persona menos impresionado estará de ti. Claro que El BÚFALO es tan trabajador, tan fuerte, tan disciplinado que el MONO no desaprovechará su unión y dejara que todas las arduas responsabilidades recaigan en el BÚFALO, mientras el MONO se dedicará a festejar la vida y no cederá ante las rutinas que le aconseja el BÚFALO, ciertamente por todo ello el BÚFALO será desdichado en está unión pues aunque no lo quiera ver el MONO se burla BÚFALO pues es hábil en conseguir en un mes lo que el BÚFALO tarda todo un año en conseguir  trabajando.

MONO – TIGRE

Peligro…  en el mejor de los escenarios  pueden ser cómplices, pero si el MONO trata de hacerle una jugarreta al TIGRE, que lo hará, más le vale correr lejos. El TIGRE es fiero y para colmo muy inteligente, más que el MONO, y, no tiene paciencia lo cual es una combinación terrible. El MONO tratará de domesticar al TIGRE de hacerlo más social, le dará lecciones de diplomacia y de cómo manipular a los demás, pero al TIGRE, sincero, directo, rudo, no le van estos jueguecitos de salón de sociedad, prefiere la selva e ir de cara y no por la espalda para conseguir sus fines.  El TIGRE se cansará de los comentarios jocosos y las gracias del MONO y más vale que el MONO deje marchar al TIGRE si no quiere ser devorado.

MONO – GATO

El GATO se halla a la par con el mono en el arte de seducir, pero además nadie gana a el GATO en cuestiones de misterio, sagaz el GATO descubrirá todos los tejemanejes en los que se meta el MONO, y puede encontrar incluso divertida la malicia y manipulación del MONO pues es muy difícil que al extrasensorial GATO le afecte, por lo que el FELINO será permisivo y le tolerará todas las monerías. Mientras el mono aprenderá a copiar las zalamerías del gato y su elegancia. Una relación ganar – ganar.

MONO – DRAGÓN

El DRAGÓN es el rey, noble fuerte, bondadoso, todos le abren camino y se inclinan a su paso, todos quieren estar con él, sin embargo en está unión el Dragón pese a ser el rey no reina pues el MONO es quien mueve los hilos. El MONO dejara que su pareja brille, que sean para el DRAGÓN todos los flases junto a tal pareja, no le hace falta jugar al despiste con el resto pues todos sus actos quedan eclipsados por los del majestuoso dragón, y así sin que nadie se fije en él, el mono podrá hacer de las suyas a su antojo. Juntos entre carisma arrollador del DRAGÓN y el don para la oportunidad del MONO alcanzarán las estrellas.

MONO – SERPIENTE

Astucia versus sabiduría, malicia versus rencor… como pareja, no, como socios despiadados de un bufete de abogados, sí. Sin embargo tienden a competir, la serpiente es una pensadora profunda al mono le será muy difícil engañarla, aún así debido a su naturaleza burlona no podrá evitar intentarlo. Como amantes la serpiente se sentirá frustrada por no poder anillarse al cuello del mono que se andará por las ramas y evitarla los sofocantes abrazos de la serpiente.

MONO – CABALLO

El CABALLO es indomable y verá venir al mono, piafando y trotando se alejará de MONO, el caballo es un fanfarrón y detectará rápidamente que el pese a ser más persuasivo también MONO lo es. Sólo que con la diferencia de que el CABALLO no tiene mala voluntad. Como amantes al MONO le encanta el ardiente CABALLO pero no lo ve como un igual y se muestra condescendiente eso dará más motivos al CABALLO para alejarse trotando definitivamente.

MONO – CABRA

El MONO sabrá cómo aprovechar el talento artístico de la CABRA, organizara exposiciones y espectáculos para que la CABRA deleite a los demás con su talento, además  juntos también se divierten, pero, son mejor amigos que amantes o pareja. La CABRA romántica exige caricias, mimos, cuidados y halagos... y, el MONO, es un empresario, es cerebral, no congenian en la cotidianidad y la vida juntos, ya que ambos tienen dos naturalezas muy diferentes, están de acuerdo en que los dos adoran el éxito, pero el éxito para la cabra es conseguir que su arte se extienda y el calor que le aportan los focos, le encanta que la adoren, pero, para el MONO, más frío y sin necesidad de reconocimiento, el éxito es atesorar dinero.

MONO –MONO

Son espejos, sumaran fuerzas y no intentaran competir, pues, como son inteligentes, se darán cuenta de lo iguales que son. MONO más MONO, Será una buena unión, ambos tienen mucha complicidad, persiguen los mismos objetivos, disfrutan estando juntos, haciéndose muecas el uno al otro y colgándose de las ramas de los arboles. Juntos, además, causarán sensación, son tan divertidos, tan buenos conversadores, que la gente quedara encantada con una pareja tan culta y divertida.

MONO – GALLO

Bastante mal, no se comprenden y ninguno de los dos soporta al otro. El MONO se ríe de los pavoneos del GALLO y lo trata de ingenuo y apelativos aún peores por ser tan confiado y prepotente. Mientras que, el  GALLO, se harta, de los chistes mal intencionado  y las muecas, así se lo hace saber al MONO. A parte de que estos dos animales no se soportan incrementarán su odio mutuo pues entrarán en una enfermiza competencia por ver quién de los dos consigue llamar más la atención.

MONO – PERRO

El perro aprecia del MONO como este lleva el mundo por montera, como salta de rama en rama, se ríe de todos y de todo, al tiempo que todos se ríen con él, es tan divertido, tan hilarante, que a veces el MONO le hace olvidar al PERRO su pesimismo natural. El MONO por su parte aprecia al PERRO por su lealtad, siempre está cuando lo necesita, le cuida y es trabajador, además no le roba ni un ápice de protagonismo al MONO. Lo único es que por mucho que el MONO trate de hacer olvidar al PERRO su carácter pesimista este al menor descuido brota y su desanimo enfurece al MONO.

MONO – CERDO

Depende, el MONO puede ver al CERDO como una víctima más de sus argucias o caer rendido a sus pies por su generosidad y bondad. El MONO un depredador oportunista y el CERDO una presa fácil. Pero el CERDO además es fuerte, es leal y base de trabajo duro le llueve el dinero del cielo. El mono no se explica cómo siendo tan sincero y buena gente ha podido llegar lejos, por eso le admira y una parte de sí desearía ser como él, altruista, generoso y desprendido, pero tarde o temprano esta admiración desaparece y la codicia del MONO resurge y como el CERDO es tan confiado no se dará cuenta y caerá en la trampa que le prepare el MONO. Por suerte para el CERDO siempre sale bien parado.


Texto: Elena Catalán©.
Todos los textos y artículos mostrados en la web www.tarotysabiduria.com poseen Copyright ©. Está totalmente prohibido su difusión sin el consentimiento expreso de su autor. De lo contrario se tomarán las medidas legales oportunas.