martes, 29 de diciembre de 2015

LA SERPIENTE Y SU RELACIÓN CON LOS DEMÁS ANIMALES DEL ZODÍACO CHINO

LA SERPIENTE Y SU RELACIÓN CON LOS DEMÁS ANIMALES DEL ZODÍACO CHINO

Nacidos en:  1905 – 1917 – 1929 – 1941 – 1953 – 1965 – 1977 – 1989 – 2001 – 2013 – 2025

SERPIENTE – RATA

Las serpientes frecuentemente devoran ratas como menú, pues es el resultado que uno puede esperar de semejante unión.
La RATA es tan intelectual, tan visionaria y la SERPIENTE tan inteligente, tan profunda, que es normal que ambas estén encantadas la una con la otra, sin embargo, las dos pueden ser posesivas y rivalizar, y , claro, ninguna es dada a pedir perdón. También es fácil que a la SERPIENTE se le pase rápido la admiración por la RATA que en este caso no presagiará que el barco se hunde, porque la SERPIENTE sigue siendo tan apasionada y celosa, aun habiendo decidido no continuar con la RATA, porque la SERPIENTE nunca suelta a su presa y eso traerá malestar y pesares a la RATA.

SERPIENTE – BÚFALO

Sí la SERPIENTE se disfraza y se muestra dócil y adoctrinada, el fuerte y constante BÚFALO le construirá su imperio, así la SERPIENTE podrá tostarse al sol para calentar sus venas y mientras duerme el BÚFALO la proveerá de comodidades, pues su fascinación por la sabia SERPIENTE es verdadera. Ambos forman un buen equipo el BÚFALO es un trabajador incorruptible de férrea disciplina y la SERPIENTE, astuta en los negocios, le da buenos consejos financieros y le hace prosperar en sociedad, además, el BÚFALO estará tan orgulloso de ir del brazo de la SERPIENTE tan hermosa, sabia y refinada… pero… ¡Ay si es una de esas SERPIENTES infieles y lo descubre! Es mejor no ver nunca a un BÚFALO enfadarse…

SERPIENTE – TIGRE

No, rivalizarán. Se considera a la SERPIENTE como el animal más sabio del zodiaco chino y el TIGRE cuenta con el honor de estar en el segundo puesto, pero sus inteligencias difieren mucho; el TIGRE se contenta con saber de manera superficial de todo, mientras que la SERPIENTE profundiza seriamente en el por qué de las cosas, Por lo que la SERPIENTE se mofará de los consejos del TIGRE y el TIGRE, ofendido, se mostrará brusco y agresivo con la SERPIENTE, a la SERPIENTE, tan filosófica y tranquila, no le gustará este comportamiento, y, por su sabiduría, sabrá que ha llegado el momento para alejarse para no volver.

SERPIENTE  – GATO

El misterioso GATO ante la hipnótica SERPIENTE perderá todo su halo de misterio y todos sus hechizos, porque la  SERPIENTE someterá a un profundo análisis al GATO y un GATO sin misterio pierde todo su valor. Aunque pueden permanecer por largo tiempo unidos pues ambos animales tienen el mismo gusto estético y les encanta tostarse al sol en la comodidad del hogar y alabar el refinamiento y porte del otro, además ambos son pasionales, melosos y bellos y, por tanto, gustan de que les vean juntos. 

SERPIENTE – DRAGÓN

Una pareja ideal en política, el DRAGÓN sería la cara externa y visible a la sociedad y la calculadora SERPIENTE movería los hilos de su pareja en la sombra. Es una buena unión, pues el DRAGÓN siempre pensará que él lleva el mando, mientras que la SERPIENTE  hará y deshará  a su antojo. La SERPIENTE es un animal de sociedad donde se mueve como pez en el agua, astuta sabe a quién arrimarse y lo tendrá tan fácil pues siempre todos se quieren arrimar al fantástico DRAGÓN, así que la SERPIENTE decidirá quién puede entrar en el circulo de su confianza según el reporte económico que les pueda proporcionar.

SERPIENTE  – SERPIENTE

Estas dos filosofas juntas pueden pasar horas debatiendo sin cesar, pero ambas son posesivas, celosas y normalmente infieles, en número par se eleva mucho la posibilidad de una verdadera infidelidad si ambas corresponden a l tipo de serpiente pasional, y, claro, la otra parte se vengará y se lo hará saber, por otras muchas cuestiones más mundanas, también pueden mudar su amor en odio, aún así, odiándose, pueden enrocarse una alrededor del cuello de la otra para siempre y negarse a soltar a quien creen que es su presa y viceversa. Demasiado iguales para mal, a menos que ambas tengan un claro objetivo común que las lleve a entenderse y sumar fuerzas, si no es así, mejor sólo ser socias y utilizar sus dotes de manipulación y su falta de piedad para acumular riquezas asfixiando a los demás.

SERPIENTE – CABALLO

A la SERPIENTE el CABALLO le sacará de quicio, siempre corriendo y brincando de aquí para allá, le es tan difícil a la SERPIENTE echarle el lazo al impetuoso CABALLO y, claro, así no puede enroscarse en su corazón y dominarlo, porque a la SERPIENTE le gusta saber que en el fondo es la que domina. Para colmo de males, el CABALLO nunca está en casa, mejor dicho, nunca se sabe dónde está, eso destruye la confianza de la posesiva y celosa SERPIENTE, su fría sangre hierve, no lo puede tolerar… su pasión por el CABALLO morirá en relación a lo rápido que le crispe los nervios y no pueda intranquila y desconfiada  tostarse al sol sin preocupaciones.

SERPIENTE – CABRA

No demasiado recomendable, ambos viven en el mundo de las ideas, pero la SERPIENTE es científica, la mueve la búsqueda de sabiduría como a la CABRA la mueve el terreno de las emociones, el romance y el arte. Así que tenemos un animal muy intelectual y otro sentimental. Si bien, en un principio pueden congeniar, ambos adoran tostarse al sol y dormir, son igual de perezosos, la SERPIENTE, se cansará de todas las responsabilidades económicas con las que le carga la soñadora CABRA y se dará cuenta de lo que mundana que es. La SERPIENTE está llamada a los grandes descubrimientos de la historia, y, tarde o temprano, sentirá, que al atender a los caprichos de la CABRA está desperdiciando el tiempo, así que la SERPIENTE mudará la piel y se irá. Una lástima para la CABRA pues a la SERPIENTE le suele arrollar la fortuna.

SERPIENTE – MONO

Astucia versus sabiduría, malicia versus rencor… como pareja, no, como socios despiadados de un bufet de abogados, sí. Sin embargo tienden a competir, la SERPIENTE es una pensadora profunda y al MONO le será muy difícil engañarla, aún así debido a su naturaleza burlona no podrá evitar intentarlo. Como amantes la SERPIENTE se sentirá frustrada por no poder anillarse al cuello del mono que se andará por las ramas y evitarla los sofocantes abrazos de la SERPIENTE.

SERPIENTE – GALLO

El excéntrico GALLO se siente reconfortado, por fin tiene una pareja a su lado que lo admira tal cual es y lo deja pavonearse a gusto exhibiendo su suave plumaje y que no se escandaliza cuando presume de sí mismo en detrimento de los demás, la SERPIENTE además se da el gusto de darle la razón al GALLO por lo que el GALLO se crece aún más. Y es que a la SERPIENTE realmente le gusta estar  junto al presumido GALLO pues es tan buen trabajador como grande es su ego, por lo que el GALLO se procura los medios para poder estar rodeado de lujos y comodidades para fardar de su lujoso estilo de vida. Tanto la SERPIENTE como el GALLO son muy refinados en el vestir y aplauden el buen gusto del otro, además  lo que el GALLO destruye con sus cacareos desmedidos la SERPIENTE lo arregla con su buen saber hacer.

SERPIENTE – PERRO

Pobre del PERRO que se enamore de una SERPIENTE, el mismo se sentenciará a llevar collar y permanecer atado, sumiso y postrado a los pies de la SERPIENTE, aún sin saberlo. Astuta y maquiavélica, la SERPIENTE es todo lo contrario a la naturaleza del PERRO, leal y fiel, pero la SERPIENTE sabe embrujarlo pues el PERRO tiende a no desconfiar, además, el PERRO admira tanto a la SERPIENTE y se siente tan alagado de que la filosófica SERPIENTE quiera estar a su lado que acepta con gusto su posición de prisionero y como el PERRO es pesimista por naturaleza lo acepta sin más, aunque la SERPIENTE represente todo lo que su código ético le prohíbe a si mismo ser.

SERPIENTE – CERDO

La serpiente subestima al CERDO, lo ve tan ingenuo, tan bonachón, no es rival. La SERPIENTE se enroscará con facilidad en su cuello, pero en está ocasión la engañada será la SERPIENTE, el cerdo sensible nota la frialdad de la SERPIENTE y sólo está sumando valor para plantarla y dejarla con un palmo de narices. ¿Cómo puede haber pasado? se preguntará la SERPIENTE, pero, es obvio, pese a la pasión sincera que en un principio ambos sintieron, el CERDO se da cuenta de las triquiñuelas y de lo celosa y posesiva que es la SERPIENTE incluso aún cuando el CERDO no le da motivo a la SERPIENTE para actuar así, el CERDO por tanto no soportará la presión que la SERPIENTE ejerce sobre él.  Además al CERDO poco le importa la filosofía, los pensamientos profundos y los refinamientos de la SERPIENTE, el CERDO practico busca la felicidad y la SERPIENTE le molesta en este propósito, porque pronto ve el CERDO que la SERPIENTE nunca está satisfecha, y, por tanto, nunca será feliz.

Texto: Elena Catalán©.
Todos los textos y artículos mostrados en la web www.tarotysabiduria.com poseen Copyright ©. Está totalmente prohibido su difusión sin el consentimiento expreso de su autor. De lo contrario se tomarán las medidas legales oportunas.